Home Ministerios Esc. Dominical La Bendición de Servir

La Bendición de Servir

Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Más que un devocional, voy a tratar en amor de hacerle una exhortación a mis queridos hermanos. Rápidamente quiero narrarles algo sobre algunos antecedentes bautistas.


Al final de los años 1800, emigraron a este país desde las islas de las Antillas, principalmente Jamaica, Trinidad y Tobago, y de algunas otras, una cantidad considerable de afro-descendientes, tanto hombres como mujeres, buscando mejor vida.  Entre ellos, vino un pastor inglés, cuyo nombre no logro recordar, y fundaron la Isla Colón, Bocas del Toro, la primera iglesia bautista en la República de Panamá.  También entre ese grupo, vino mi abuelo paterno Nataniel y su esposa Mary Gallimore, quienes formaron parte de estas primeras misiones instaladas en bocas.

 

 

Este grupo de cristianos, trabajaron sin recursos, con la ayuda de algunos creyentes de la compañía bananera, para levantar estos pequeños templos de oración, a base de madera que abundaba en esa época en el área.  Lo importante de todo esto, es recalcar el alto grado de entrega y servicio hacia el señor y su iglesia, cosa que heredaron mis padres, y así mismo nos inculcaron a mis hermanos y a mí.

Recuerdo que siendo niño (de eso hace mucho tiempo), viviendo en el puerto bananero de Almirante, vinieron unos norteamericanos (de edades entre 18 y 40 años) de una iglesia bautista de la ciudad de Boston, Estados Unidos, con la principal tarea de re-edificar una nueva iglesia de concreto, ya que el viejo inmueble de madera estaba sumamente deteriorado.  Estoy hablando de aproximadamente el año 1953, y me parece que fue ayer, ver cómo ese grupo de hombres y mujeres cristianos, motivaban a los hermanos de la iglesia,  a donar su tiempo para hacer realidad este templo.  Oraban en la mañana antes de iniciar una labor diaria de casi 12 horas y al concluir el día, prácticamente sin descanso, cantaban himnos y cánticos,  y esa obra se realizó en muy corto tiempo.  Hoy, recuerdo con tanta gratitud y admiración, el gesto y el trabajo desinteresado de estos embajadores del Señor.

Por eso hoy he querido titular este devocional:  "La Bendición de Servir".

  • Josué 24: 15 dice en su segunda parte:  pero yo y mi casa serviremos a Jehová.
  • También el Salmo 100:2  dice:  servid a Jehová con alegría.  Venid ante su presencia con regocijo.


Primero, debemos entregar nuestro corazón íntegramente a nuestro Señor.  Un corazón entregado, brinda disposición a nuestro cuerpo espiritual y físico de trabajar para la obra del Señor. 
La palabra servir, abarca una amplia gama dentro de las escrituras:

  1. La más importante la encontramos en Mateo 28:18 al 20
    Busquen en sus biblias Efesios 4:11 y 12.
    Cada uno de nosotros tenemos un don que el señor nos ha entregado, igualmente otros que podemos desarrollar, y es prudente y necesario que utilicemos estos dones para atraer y traer inconversos a los pies del señor.
  2. Coincidentemente, nuestro Pastor predicó el pasado viernes sobre la reedificación del templo de Jerusalén, en el libro de Esdras. Capítulo 5,  y me llamó la atención la entrega y fé de los ancianos encargados de la obra y sus seguidores.  El templo es la casa en donde nos reunimos para alabar, adorar, glorificar y honrar a nuestro Señor, por ende, debemos siempre guardarle mucho respeto y atesorarlo, pues es la casa de Jehová.  Una de las instrucciones que más nos recalcaron nuestros padres, era el respeto a la casa del Señor.  Esto también es honrar a Jehová.
    Quiero detenerme brevemente en este punto, para decirles que dentro de este templo, hay una gran cantidad de actividades de la cual puede participar cada hermano.  Existen alrededor de 24 ministerios, que desarrollan diversas actividades, todas tendientes a ganar hombres para Dios.   Con mucho amor les digo, no venga a la iglesia, solamente a recibir la bendición del Señor, entrégale parte de su talento, de su tiempo, de su energía a la obra.  No se conforme con ofrendar y/o diezmar.  Eso es importante, pero más importante es un corazón entregado al servicio al señor.
  3. Por último, el comunión entre los hermanos, es otra manera de servir.  Es posible que un hermano se enferme y necesite asistencia.  Hagamos el esfuerzo por ayudar a ese hermano.  Una persona se encuentra en la cárcel.  Asistamos a ese ser humano, que ha cometido quizás un grave error, que pudimos haber cometido uno de nosotros también, oremos y cantemos  con él o ella,  (como lo hizo Pablo y Silas), ayudémoslo a levantar el ánimo y es posible que ese ser venga a los pies del señor.  Dicen las escrituras, que con solamente brindarle un vaso de agua fresca a hermano, el señor se complace.

Antes de finalizar quiero que leamos juntos:  Romanos 12
Para finalizar, quiero decirles que personalmente, siento una gran satisfacción, una paz interior y me regocijo de poder glorificar y servirle a mi señor, servir a mi iglesia y servirle al prójimo.

Dios les bendiga.

Actualizado (Jueves, 11 de Octubre de 2012 03:10)

 

Comentarios   

 
0 #1 Aida Altamar O 11-11-2012 04:31
:-) PRECIOSO TESTIMONIO Y ESTUDIO, NO SABIA QUE EL HERMANO LLOYD CONOCIA A CRISTO DESDE NIÑO... CONOZCO LA IGLESIA bEATIFULL ZION, ESTUVE DOS DIAS ALLI, VISITANDO DE CASA EN CASA, HICIMOS CULTO POR LA NOCHE, FUE UN VIAJE MISIONERO INTERESANTE. DIOS LE BENDIGA HERMANO Y SIGA FIEL, SIRVIENDO CON SU TALENTO MUSICAL, ENSEÑANDONOS A NOSOSTROS , HOY. :roll:
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

World's Top Web Hosting providers awarded and reviewed. Find a reliable green hosting service, read greengeeks review